La sequedad

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y muchas veces se ve castigado por factores externos que la debilitan.

La resequedad de la piel se presenta más comúnmente en las articulaciones aunque también en el abdomen, cara, detrás de las orejas, cuero cabelludo.

Los síntomas son descamación, picazón, fisuras en la piel, etc.

La resequedad en la piel es un síntoma muy común, especialmente en personas de edad avanzada. Se presenta con mayor frecuencia durante el invierno, con el frio seco exterior y el aire caliente de las calefacciones.

Incluso el uso de jabones y champús inducen la sequedad en la piel.

Un eccema puede ser una consecuencia de ello.